Sensibilización y concientización sobre la interdependencia entre el bosque y el agua de actores locales en microcuencas de la Región Trifinio

Actividad de sensibilización con jóvenes en la Reserva Ecológica Güisayote (Honduras)

Actividad de sensibilización con jóvenes en la Reserva Ecológica Güisayote (Honduras)

Contexto

En enero 2012, el Programa Bosques y Agua inició el desarrollo de un “modelo forestal”. Implicó el desarrollo, y a la vez la difusión de metodologías, aprendizajes y buenas prácticas sobre arreglos locales de compensación por servicios ecosistémicos hídricos. La definición de mecanismos y la negociación de acuerdos de compensación fue de la mano con la implementación de una estrategia de concientización y sensibilización de los actores involucrados sobre el rol del bosque en el ciclo hidrológico, o sea en la disponibilidad del agua para consumo humano. Anterior a la implementación de las estrategias de sensibilización, la voluntad y conciencia ambiental de los actores dentro de las microcuencas seleccionadas como piloto era muy baja, y en ocasiones nula. El abordaje a las comunidades era complicado, principalmente por falta de conocimiento sobre el vínculo real entre bosque y agua. Adicionalmente, las mujeres no se tomaban en cuenta dentro de la problemática del agua. Los niños y jóvenes no tenían consciencia ambientalista sobre la importancia de la protección de bosques y el cuidado del agua.

Procedimiento

La sensibilización y motivación de los actores en las microcuencas, se encuentra dentro de la primera fase de implementación del modelo forestal. La implementación no siguió una secuencia estrictamente cronológica. La sensibilización y capacitación sobre la relación entre bosque y agua es un proceso que se puede lograr con diferentes estrategias. Dentro del modelo forestal se utilizaron tres muy puntuales descritas a seguir.

  1. Talleres de capacitación: se dirigieron a los actores clave de las microcuencas. En ellos se abordaron temas sobre la importancia del bosque y su relación con el recurso hídrico, la protección del bosque, la importancia de los mecanismos de compensación y el cuidado del agua.
  2. Giras por la microcuenca: generalmente fueron dirigidas a las Juntas Administradoras de Agua y Saneamiento (JAAS) y Consejos Comunitarios de Desarrollo (COCODE) en conjunto con los usuarios del agua de la respectiva microcuenca. Estas giras se realizaron dentro de la microcuenca, siguiendo el sistema de distribución de agua hasta llegar al nacimiento. Durante el traslado se observó la riqueza de bosque dentro de la microcuenca y las amenazas. Además, se pudo ejemplificar mejor los servicios que el bosque brinda.
  3. Charlas de sensibilización con niños y jóvenes: en toda la etapa de preparación (capacitación y motivación), se involucró a los centros de educación primaria y básica. Se desarrollaron eventos de concientización, promovidos por los maestros, en fechas conmemorativas (día del árbol, día mundial del agua, semana de los recursos naturales y el ambiente, día de la Tierra). En estos eventos se utilizó el nombre de las microcuencas, con el objeto de hacer de ellas un término común. Se trabajó con concursos de música, dibujo y teatro. Los jóvenes se dieron tiempo para reflexionar y dar a conocer en público (padres y madres de familia en general,) de manera amena, los beneficios que estas zona brindan a la comunidad, resaltando el agua como el más importante.

En las tres estrategias se buscó la inclusión de la mujer, debido a que el tema agua, en todos los casos se encontraba dominado por hombres. La participación de las mujeres en las actividades y toma de decisiones sobre el recurso hídrico es indispensable, ya que son ellas quienes sufren más cuando no cuentan con agua. En el proceso se observó una alta capacidad de propuesta sobre soluciones a la problemática por mujeres.

Impacto

  • Los talleres y giras de sensibilización con usuarios del agua, facilitaron el pago de la tarifa del agua ya que concientizaron a los usuarios sobre la necesidad de mantenimiento del sistema de distribución y de realizar acciones para la protección del bosque. Además, abrió paso a aumentos en tarifa de agua y a implementación de mecanismos de compensación.
  • Las charlas con jóvenes y niños fueron fundamentales ya que ellos hacen un efecto multiplicador de lo aprendido en sus casas, lo que contribuye a la disminución de: cacería, tala ilegal y contaminación del agua.
  • Como resultado, todas las estructuras conformadas presentan un mayor equilibro entre mujeres y hombres.

Lecciones aprendidas

  • El liderazgo y la voluntad de los usuarios del agua son el soporte del modelo y la sensibilización logra potenciar ese liderazgo y aumentar la voluntad para colaborar con la implementación y sostenibilidad del mismo.
  • La inclusión de la mujer en la problemática del agua generó una perspectiva más amplia de la situación. En los talleres de valoración del agua se comprobó que las mujeres presentaban una mayor capacidad de propuesta que los hombres.
  • La implementación de las estrategias de concientización y sensibilización desde la primera fase del modelo, fue fundamental para crear una voluntad y consciencia sobre la importancia de
  • proteger el bosque y la relación que existe entre el bosque y el agua.
  • La implementación de programas de educación y sensibilización ambiental por parte de los actores locales Juntas Administradoras de Agua y Saneamiento (JAAS) y Consejos Comunitarios de Desarrollo (COCODE) son fundamentales para la sostenibilidad una vez terminado el Programa Bosques y Agua.

Información general

Período de implementación
De 01/2012 hasta 12/2017
Experiencia realizada en el marco del proyecto

Clasificación

Países
  • Guatemala
  • Honduras
Áreas de trabajo
  • Bosques
  • Biodiversidad
    • Protección
  • Cuencas hidrográficas
    • Esquemas de conservación
Temas transversales
  • Fortalecimiento de capacidades
  • Servicios ecosistémicos

Más información

Personas de referencia